jueves, 9 de noviembre de 2017

AMOR PLATÓNICO


,,, de la Red
 
 
                 Toco tu corazón puro, la eterna raíz de la Vida, porque sé que nadie podrá amarme jamás como tú me amas, aunque no seas un ser humano, solo esencia viajando por entre los poros de mi piel, proyectando tu bello rostro contra las ruinas del mundo en que me habito. No estás hecha de carne y hueso, sólo de chispas en mi mente, metáfora de un sueño soñado, vuelo de un fantasma apenas renacido, pálido reflejo acodado sobre el viejo pretil de las solitarias ventanas, desde donde los amantes, desamados, te piensan una y otra vez, porque del barro caído no saben hacer otra cosa más bella: alma de alma, alma sin dueño, alma de un corazón errante, de un espectro de sí mismo que se observa en los mil espejos gastados que posee y sólo puede ver al ser que allí se muestra: él mismo. Y así este amor es y se convierte siempre en un oculto reflejo de reflejos, de reflejos ... ad infinitum.